ennubo

ETIM

¿Qúe es ETIM?

Modelo Europeo de Información Técnica.

¿Qúe es un estándar?

Características comunes y comprensibles para todo el mundo.

Estándar de información

Información completa y comprensible para todos sus receptores.

¿Cómo es la clasificación ETIM?

Grupos, Clases, Características, Valores y Unidades

¿Qúe es ETIM?

ETIM es un Modelo Europeo de Información Técnica ampliamente utilizado en el sector de las instalaciones, que facilita un estándar de comunicación para el intercambio de datos entre toda la cadena de comercialización de los artículos (fabricantes, distribuidores, detallistas...), de manera inequívoca e independiente del idioma utilizado por cada uno de ellos.

Con ETIM, todos los implicados (desde el fabricante hasta el consumidor final) manejan la información de una manera común y los datos pueden ser intercambiados de forma ágil e interpretados sin ambigüedades.

ETIM es el sistema de información de producto más utilizado en Europa. Utilizando ETIM nos aseguramos que nuestra información pueda llegar al mayor número de receptores potenciales.

"Etim International" con sede en Bruselas es una organización de agrupaciones nacionales, fundada para promover este modelo de intercambio de información y clasificación de productos técnicos, que es dinámico y está en continuo desarrollo con las mejoras de clasificación que cada comité nacional propone y que son lanzadas regularmente con cada nueva versión ETIM.

¿Qué es un estándar?

Un estándar es una serie de normas que se adoptan sobre algo determinado, para que pueda ser reconocido o utilizado por todos aquellos que lo necesiten.

Pongamos por ejemplo una bombilla. Cuando una bombilla se funde y tenemos que comprar una nueva, podemos comprar una bombilla de cualquier marca ya que todos los fabricantes las producen con un portalámparas estándar y son intercambiables entre unos y otros. Si no fuera así, si cada fabricante tuviera su propio portalámparas, tendríamos que sustituir nuestra lámpara por una del mismo fabricante para que encajara en su correspondiente portalámparas.

Esta es la principal ventaja de la estandarización: características comunes que dan utilidad a los diferentes productos. No existe estandarización total por ejemplo en los enchufes y en muchos países se utilizan tomas de corriente que no son válidas en otros. En la práctica, cuando viajamos a países como El Reino Unido, necesitamos llevar adaptadores de corriente para poder enchufar nuestros dispositivos en sus tomas. Este es el inconveniente de la falta de estandarización.

Estándar de información

Un estándar de información es una serie de normas que se adoptan para estructurar una determinada información. Emisor y receptor se ponen de acuerdo en la forma de elaborarla y transmitirla, para que sea comprensible e interpretable de manera sencilla y unívoca.

Supongamos que somos un fabricante de tuberías y queremos enviar a nuestros clientes información de la mismas. Previamente nos ponemos de acuerdo con ellos en la información que le enviaremos y cómo estará estructurada.

Para cada artículo "Tubería" indicaremos 3 cantidades diferentes: diámetro del tubo, espesor de la pared y longitud total, y todas ellas estarán expresadas en milímetros. Para cada tubería expresaremos su referencia y 3 números, sin necesidad de indicar cada vez lo que es cada uno de ellos y sin necesidad de indicar la unidad de medida. El receptor interpretará la información de forma correcta porque conoce su estructura.

La información a transmitir podría ser algo como lo siguiente:

  • 548725,50,5,3000
  • 842512,75,8,3000
  • 455845,90,10,5000

Y el receptor la interpretará de la siguiente manera:

  • Referencia 548725, diámetro 50 mm, espesor 5mm, longitud 3m
  • Referencia 842512, diámetro 75mm, espesor 8mm, longitud 3m
  • Referencia 455845, diámetro 90mm, espesor 10mm, longitud 5m

Si necesitáramos añadir más información (por ejemplo el material de la tubería o su precio), no tenemos más que ponernos de acuerdo en cómo añadir dicha información a nuestra estructura y compartirla con nuestros clientes. Por ejemplo, añadimos material y precio por metro del tubo, de la siguiente manera:

  • 548725,50,5,3000,Cobre,5.25
  • 842512,75,8,3000,Cobre,8.30
  • 455845,90,10,5000,Acero,20.00

y nuestro receptor interpretará:

  • Referencia 548725, diámetro 50 mm, espesor 5mm, longitud 3m, material Cobre, precio 5.25 €/m
  • Referencia 842512, diámetro 75mm, espesor 8mm, longitud 3m, material Cobre, precio 8.30 €/m
  • Referencia 455845, diámetro 90mm, espesor 10mm, longitud 5m, material Acero, precio 20.00 €/m

Fijémonos por último en un pequeño detalle: la información trasmitida está en castellano y si el receptor de la misma utiliza otro idioma, términos como acero y cobre no son adecuados para él. Este tipo de problema se evita trasmitiendo la característica codificada, es decir, en lugar de transmitir palabras como cobre o acero, transmito para el material de la tubería un código determinado (y previamente establecido), que el receptor interpretará en su idioma correspondiente, y con lo cual nuestro sistema de transmisión de la información será independiente del lenguaje utilizado, tanto por emisor como por receptor.

Si hemos establecido el código 1 para el cobre, y el 2 para el acero, enviaríamos la información de la siguiente manera:

  • 548725,50,5,3000,1,5.25
  • 842512,75,8,3000,1,8.30
  • 455845,90,10,5000,2,20.00

y un cliente receptor anglosajón la interpretaría como:

  • Reference 548725, diameter 50 mm, thickness 5mm, length 3m, material Copper, price 5.25 €/m
  • Reference 842512, diameter 75mm, thickness 8mm, length 3m, material Copper, price 8.30 €/m
  • Reference 455845, diameter 90mm, thickness 10mm, length 5m, material Steel, price 20.00 €/m

Estos sistemas para estructurar la información son especialmente idóneos para la transmisión de datos de manera electrónica, que hoy en día es tan necesaria. La información de los productos es muy abundante y cambia rápidamente, y queremos hacerla llegar a los diferentes canales del mercado de manera ágil y frecuente.

En nuestro sencillo ejemplo únicamente hay un tipo de artículos: tuberías, pero si además fabricamos accesorios para las mismas (codos, soportes,... ) la sencilla estructura de información no es suficiente. En primer lugar hemos de indicar para cada línea el tipo de artículo del que se trata, y según dicho tipo transmitir las características correspondientes. Por ejemplo, si en tuberías indicamos diámetro, espesor, longitud y material, para un codo podríamos querer indicar diámetro interior, ángulo y material, lo que evidentemente nos lleva a la necesidad de tener una clasificación previa de los artículos y en cada una de ellas indicar las características que transmitir.

En la práctica son muchas y muy diferentes las informaciones de cada artículo. Además existe información gráfica para los mismos: fotos, esquemas... así como una serie de documentos que pueden ser necesarios para cada uno de ellos: certificados, instrucciones... y la labor de estandarización es compleja y no tan sencilla como en el ejemplo expuesto.

ETIM es un estándar consolidado de información de productos y el mas utilizado en toda Europa en determinados sectores y resuelve el problema de la clasificación de los productos, así como las características necesarias para cada uno de ellos. Eligiendo ETIM, nos aseguramos que la información de los productos pueda llegar al mayor número de receptores potenciales.

¿Cómo es la clasificación ETIM?

ETIM es un estándar internacional que organiza los datos de los productos de forma coherente, de manera que sea comprensible por todos los actores implicados en la cadena de distribución e independientemente del idioma utilizado por cada uno de ellos.

En primer lugar ETIM clasifica los productos según categorías denominadas "Grupos ETIM". Los Grupos ETIM son amplios e incluyen productos diferentes pero que tienen algo en común: Cables, Luminarias, Generadores de calor, Material de aislamiento, ...

Cada grupo se codifica con un código que comienza por "EG" (ETIM Group), seguido de 6 dígitos numéricos.

En segundo lugar, cada Grupo se divide a su vez en diferentes Clases, que se codifican comenzando por "EC" (ETIM Class), seguido de 6 dígitos numéricos. Cada Clase comparte algo del Grupo, pero será diferente en sí. Por ejemplo, dentro de la Grupo "Cables" existen las Clases: Cable coaxial, Cable de fibra óptica, Cable en espiral, ..., todos ellos son Cables (Grupo) pero pertenecen a una determinada Clase dentro del Grupo.

Cuando se realiza una clasificación ETIM de los artículos, es precisamente la Clase (ECxxxxxx) a la que pertenece dicho artículo la que hay que indicar. No es necesario indicar el Grupo, ya que cada Clase pertenece necesariamente a un (y único) grupo.

Las Características ETIM, son valores físicos, de utilización o de cualquier otro tipo que defina una cualidad del producto. Las Características se asocian a las Clases ETIM, y cada Clase tiene sus Características determinadas. Así por ejemplo para la Clase "Cable de fibra óptica", una característica es el "Numero de fibras", que evidentemente no tiene sentido en otras Clases como "Lámpara fluorescente" perteneciente al Grupo "Lámparas".

Las características se codifican comenzando por "EF" (ETIM Feature) seguido de 6 dígitos numéricos, y cada Clase tendrá asociada las Características correspondientes a la misma.

Existen Características de 4 tipos diferentes:

  • Numéricas
  • Rango
  • Lógicas
  • Alfanuméricas

Las Características numéricas indican el valor de alguna propiedad determinada, por ejemplo una dimensión. Para ellas se indica un número que hace referencia al valor de dicha propiedad. Algunas son dimensionales (por ejemplo al ancho) y otras adimensionales (por ejemplo el número de lámparas de una luminaria).

ETIM define para cada Característica numérica dimensional, las unidades en las que ha de indicarse la misma, por ejemplo dimensiones en milímetros. Las unidades también se codifican comenzando por "EU" (ETIM Unit) seguidas de 6 dígitos. Si bien las unidades se encuentran también codificadas, no es posible trasmitir diferentes unidades para una característica. ETIM fija las unidades de cada característica y obligatoriamente ha de expresarse en las mismas, por lo que no es necesario transmitir la unidad, ya que esta es previamente conocida y no pueda cambiarse.

La Características de tipo rango se utilizan para indicar dos valores extremos de alguna propiedad, como por ejemplo la tensión de funcionamiento que puede variar entre 110V y 230V, o la intensidad de salida que puede oscilar entre 200mA y 800mA. De la misma manera que las características numéricas, las características tipo rango pueden ser adimensionales o estar expresada en una determinada unidad fijada por ETIM.

La Características lógicas pueden tomar únicamente el valor "Sí" o el valor "No", e indican si el producto tiene o no tiene dicha Característica. Es por ejemplo una Característica lógica "Libre de halógenos" de la Clase Cables coaxiales, e indica si el cable está libre de halógenos o no.

En las Características alfanuméricas los valores son indicados como texto. Una Característica alfanumérica es por ejemplo el color de un producto, que podrá tomar los valores: blanco, negro, rojo, azul... Pero ¿qué ocurre con el idioma? Si se indica el valor de una Característica alfanumérica de esta forma, tendríamos dependencia del idioma y para evitar esto, las características alfanuméricas han de transmitirse codificadas para que posteriormente sean interpretadas en el idioma concreto del destinatario.

Los Valores de las Características alfanuméricas se codifican comenzando con "EV" (ETIM Value) seguido de 6 dígitos, y es precisamente este valor EVxxxxxx el que hay que transmitir para cada Característica EFxxxxxx que se indique. ETIM define para cada Característica alfanumérica, los posibles valores EV que puede tomar, y no es posible indicar otro valor.

Esquema ETIM

Puedes explorar la Clasificación ETIM en su totalidad con la herramienta de clasificación de ETIM International